Son muchas las razones para recibir un buen masaje. Más allá del puro placer que se siente al recibir un masaje, estos son muy útiles para cuidar tu salud e incrementar tu bienestar.

Existen muchas clases de masaje corporales diferentes, cada una de ellas pensadas para tratar a las personas de forma distinta según sus preferencias, pero todas con el mismo objetivo, su bienestar.

Es cuestión de que encuentre su tipo de masaje ideal con el que se encuentre más a gusto, y por qué no, su masajista perfecto, y empiece a gozar de los tremendos beneficios que un masaje puede traerle a su vida.

El masaje solía estar disponible solo a través de spas de lujo y clubes de salud exclusivos. Hoy en día, las terapias de masaje se ofrecen en empresas, clínicas, hospitales e incluso en aeropuertos. Existen además masajeadores eléctricos que puede usar usted mismo en la comodidad de su propio hogar. Si nunca ha probado un masaje, conozca sus posibles beneficios para la salud y qué esperar durante una sesión de terapia de masaje, y por su puesto si es adecuado para usted

¿Cuáles son los beneficios de un masaje corporal?

El masaje generalmente se considera parte de la medicina integrativa. Se ofrece cada vez más junto con otros tratamientos para una amplia gama de condiciones y situaciones médicas.

A continuación le mostramos 25 razones para recibir un masaje corporal y sus beneficios para su bienestar y salud. Pinche sobre cada una de los razones listadas para acceder a la documentación científica que la respalda.

  1. Aliviar el estrés
  2. Aliviar el dolor postoperatorio
  3. Reducir ansiedad
  4. Manejar el dolor lumbar
  5. Ayuda al dolor de la fibromialgia
  6. Reducir la tensión muscular
  7. Mejora el rendimiento del ejercicio
  8. Aliviar los dolores de cabeza generados por la tensión
  9. Dormir mejor
  10. Aliviar los síntomas de la depresión
  11. Mejorar la salud cardiovascular
  12. Reducir el dolor de la osteoartritis
  13. Disminuir el estrés en pacientes con cáncer
  14. Mejorar el equilibrio en adultos mayores
  15. Disminuir el dolor de la artritis reumatoide
  16. Reducir los efectos de la demencia senil
  17. Promover la relajación
  18. Tratar la presión sanguínea baja
  19. Disminuir los síntomas del síndrome del túnel carpiano
  20. Ayudar al dolor de cuello crónico
  21. Reducir el dolor en las articulaciones
  22. Incrementar el rango de movimiento
  23. Disminuir la frecuencia de las migrañas
  24. Mejorar la calidad de vida en los cuidados paliativos
  25. Reducir las náuseas relacionadas con la quimioterapia

Más allá de los beneficios para condiciones o enfermedades específicas, algunas personas disfrutan del masaje porque a menudo produce sentimientos de cariño, comodidad y conexión.

A pesar de sus beneficios, el masaje no reemplaza la atención médica habitual. Informe a su médico que está probando un masaje y asegúrese de seguir los planes de tratamiento estándar que tenga.

¿Cuáles son los riesgos de un masaje corporal?

La mayoría de las personas pueden beneficiarse del masaje. Sin embargo, el masaje puede no ser apropiado si tiene:

  • Trastornos hemorrágicos o toma medicamentos anticoagulantes
  • Quemaduras o heridas recientes
  • Trombosis venosa profunda
  • Infecciones
  • Fracturas oseas o fisuras
  • Osteoporosis severa
  • Un recuento de plaquetas muy bajo (trombocitopenia grave)

Si quiere tomar un masaje y se encuentra en uno de los casos arriba listados es aconsejable que consulte con su médico los pros y los contras del masaje, y si estos son aptos para usted, especialmente si está embarazada o si tiene cáncer o un dolor inexplicable.

Algunas formas de masaje pueden hacer que se sienta un poco adolorido al día siguiente, no se preocupe, es algo normal, puede pasar, pero el masaje normalmente no debería ser doloroso o incómodo. Si en algún momento durante su masaje no se siente bien o le está resultando doloroso, hable con su terapeuta de inmediato, quizá haya algún problema. La mayoría de los problemas graves provienen de demasiada presión durante el masaje.

¿Qué puedes esperar durante un masaje?

No necesita ninguna preparación especial para el masaje. Antes de que comience una sesión de terapia de masaje, su masajista debe preguntarle sobre cualquier síntoma, su historial médico y lo que espera obtener del masaje. Su masajista debería explicarle el tipo de masaje que le realizará y las técnicas que utilizará.

En una sesión típica de terapia de masaje, le pedirán que se desnude o que uses ropa holgada. Desnúdate solo hasta el punto en que te sientas cómodo. Por lo general, el masajista te acostará en una mesa y te cubrirá con una sábana. Su masajista saldrá de la habitación cuando se desvista antes del masaje y cuando se vista después. También puede darse un masaje sentado en una silla, completamente vestido. Su masajista deberá realizar una evaluación a través del tacto para localizar áreas dolorosas o tensas y determinar cuánta presión debe aplicar para tratarlo.

Dependiendo de sus preferencias, su masajista puede usar aceite o loción para reducir la fricción en su piel, por lo que debería informar a su masajista si es alérgico a alguna sustancia.

Una sesión de masaje puede durar de 10 a 90 minutos, dependiendo del tipo de masaje y del tiempo del que dispongas. Independientemente del tipo de masaje que elija, debe sentirse tranquilo, cómodo y relajado durante y después de su masaje. Respire normalmente durante el masaje.

Su masajista puede poner música durante su masaje o hablar con usted, pero puede decirle si prefiere silencio.

Si un terapeuta de masajes está presionando demasiado, solicite una presión más ligera. Ocasionalmente, puede tener un punto sensible con mucha tensión acumulada en un músculo que se siente como un nudo. Es probable que se sienta incómodo mientras su masajista lo resuelve, pero si se vuelve doloroso, díselo a su masajista.

¿Cómo encontrar un masajista adecuado para usted?

Pídale una recomendación a su médico o a otra persona de su confianza. Dependiendo de sus molestias o dolencias necesitarás un especialista u otro.

Tenga en cuenta que en España, el Ministerio de Educación no reconoce ningún título oficial para ser quiromasajista, ni para ser masajista. En cambio, un fisioterapeuta si que posee titulación oficial.

Como no hay una formación que sea avalada por los organismos oficiales, hay escuelas y academias, a parte de la formación online, para ser masajista.

Por esta razón, ser masajista no es una profesión reconocida entre las profesiones sanitarias en España. En cambio si que es habitual ser reconocida como actividad de ocio, a modo recreativo, en un Spa o simplemente por que es una actividad agradable y placentera.

Ya que no hay una formación oficial, debe ser especialmente cuidadoso al elegir su masajista. No tenga miedo de hacerle preguntas a un potencial masajista como:

  • ¿Tiene licencia, certificación o registro?
  • ¿Cuál es tu formación y experiencia?
  • ¿Cuántas sesiones de terapia de masaje crees que necesitaré?
  • ¿Cuál es el costo? ¿Lo cubre el seguro médico?

¿Qué conclusión debería sacar de todo esto?

Deje a un lado cualquier pensamiento de que el masaje es solo una forma agradable de darse un capricho o mimarse. Por el contrario, el masaje puede ser una herramienta poderosa para ayudarlo a mejorar su salud y bienestar, ya sea que tenga una condición de salud específica o simplemente esté buscando otra forma para tratar el estrés. Incluso puede aprender a darse un automasaje o a darse un masaje con un compañero en casa.

Deja una respuesta